Quintero: Este lunes llegan al borde costero los expertos de la OMS

Ingenieros de campo viajarán al lugar de la emergencia tras una solicitud del Gobierno.

En Chile ya se encuentran los funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que harán las evaluaciones sobre la contaminación ambiental en la llamada “zona de sacrificio” en el borde costero de las comunas de Quintero y Puchuncaví.

El viernes estuvieron en el Ministerio de Salud y este lunes viajarán al lugar donde se produjo la emergencia.

Todo esto, tras una solicitud del Gobierno a la OMS para que ingenieros de campo realicen un informe técnico sobre la situación, el cual servirá como base del trabajo de los organismos gubernamentales.

Asimismo, esta jornada sesionará por primera vez la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por el daño ambiental en Concón, Quintero y Puchuncaví, en medio de la crisis por la contaminación en la zona que mantiene a las últimas dos comunas con Alerta Amarilla por la intoxicación masiva de 300 personas hace un par de semanas y un tercer episodio el martes pasado.

MIRA TAMBIÉN: Contaminación en Quintero: Aún hay 754 hectáreas para la instalación de industrias peligrosas

Durante la tarde del pasado miércoles, se constituyó la comisión investigadora que buscará recabar antecedentes sobre las causas de la alta contaminación ambiental en la zona. La instancia sesionará los días lunes en la sede de Santiago del Congreso Nacional, entre las 18:00 y las 20:00 horas.

“ME PICA TODO EL CUERPO”

Catalina, una de tantos menores con ampollas y heridas en sus cuerpos tras la nube tóxica que emana de alguna de las industrias de Quintero, sumida en una crisis ambiental, dijo “me pica todo el cuerpo y no me deja dormir”, según relató su madre, Karina Muñoz, a AFP. 

Enormes ronchas rojas, ampollas y lesiones aparecieron en el torso de Catalina, de 10 años, desde que el 21 de agosto se han producido varios episodios de intoxicaciones masivas de la población en este polo industrial de la región costera de Valparaíso que desde hace casi medio siglo ha sufrido varias crisis ambientales.

“El 23 de agosto, Catalina me dijo: me duele un poquito aquí (en la espalda) mamá, y vi que tenía como cuatro ampollas”, sostuvo Muñoz.

Tres días después, las ampollas se multiplicaron en el cuerpo de Catalina provocándole picazón y molestias que después de casi dos semanas no la dejan dormir.

En total, unas 600 personas han acudido a centros médicos con un cuadro clínico atípico como vómitos de sangre, dolores de cabeza, mareos, parálisis de las extremidades, además de los problemas de piel que han sufrido en particular los niños, en las dos últimas dos semanas en Quintero y Puchuncaví.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.